Incluso cuando

Aun cuando nuestra felicidad y comodidad nos dejan, podemos estar absolutamente seguro de que nuestro Dios no lo hará. Esdras 9:9